• Ingrid Astrid Villegas Gutiérrez

Poemas Ensayos de un alma: Mágico destierro


5. Atemporal encuentro


Asciende este mantra

soporte del alma,

a casi explosión.


Profundo en esencia

una gran coincidencia

mi resurrección.


Audaz sentimiento

eterno tormento

bella rendición.


Aturdidor poder

embelesa mi ser

aroma maldición.


Ningún rastro queda

la cuerda flaquea

ya no hay elección.


Tal cual pegaso

ante su regazo

volará el corazón.


Segundos de dicha

caída absorbida

morir de ficción.


Suspiros ligeros

contagian deseo,

viciosa ocasión.


Soñado contacto

enlace perfecto

rebelde actuación.


Aquí no hay escape

el tiempo va en bucle

tras revelación.


Libertad y riesgo

destino confuso

absurda cuestión


La luz de la luna

me invade locura

revuelta emoción.


Espiral sin fin

acecha mi ir

en real decisión.


De ayer añorado

mañana quebrado

hoy, disposición.


Sé nada y todo

súbito encanto

ardiente conexión.


Mi mente y cuerpo

rezan los suyos

reclaman fusión.


Al final del día

cobrarnos vida

es mi nueva misión.


6. Lunática


Oí desde el horizonte

un balazo veloz

ocurrió de repente

directo al corazón.


Cautiva en el tiempo

me volví una esclava

gritando en silencio

sintiéndome extraña.


Miro un par de estrellas

que no paran de brillar

si me miran ellas

me hacen suspirar.


Estoy desorientada

y necesito escapar

aquí desesperada

de probar la libertad.


Mi mundo está expuesto

a la magia de la luna

su brillo irradia dolor

no existe cura alguna.


No creo en la ilusión

ni en su poder sobre mí,

pues al darle opción

me podría destruir.


Al final del camino

hay una joya oculta

un color desconocido

y una emoción rota.


7. Nace un trono


Remotas las hazañas de la inocencia,

cuando el alma es arada tal peones

en el reino del azar.


Su roce quimero embiste mi alabarda,

haciendo gotear los sueños

al fluir de sabias olas.


El ahora retiene la efímera eternidad,

sólo para desenredarme en un despertar.


Sacra sea el alba que blanda la llave

yacida en jade ante el enigma del rey,

conquistador de mi luz.


Me desquicia el rastreo en su yermo bosque,

pues palpita remembranzas

con llamarada en tinturas.


Mi ofrenda cae presa del ignoto baúl,

impidiendo su travesía hacia el sur.


Desde una morriña se devela el castillo,

escueto vestigio de crecientes veredas,

tras las ruinas de un credo.


En algún lago galoparé mi sentir,

para ver si desintegro o desnudo mariposas.


Prefiero morir entre bambúes cultivados,

a plañir la vil semilla de tu reinado.


 

Ingrid Astrid Villegas Gutiérrez


Soy una mexicana de 24 años, nacida y residente de Villahermosa Tabasco. Me licencié en psicología hace un par de años en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.


Como poeta novata y recién salida del closet en tal aspecto, debo confesar que una parte de mí siempre estuvo conectada con la escritura y lectura de poemas, en especial a partir de mis 15 años de edad. Junto con todos los eventos y experiencias que tuve a partir de esa etapa de mi vida, y a través de una práctica asociada a un hobbie, comencé a escribir ideas y sentimientos totalmente fuera de lo intencionado a un poema o a cualquier otro género literario. Simplemente lo único que siempre pretendí fue expresarme, desahogarme y crear algo propio, con la indudable necesidad de liberarme y en ese sentido, sentirme y ser libre, tomando esa libertad entre mis manos y plasmarla en un papel.


Diversos y esporádicos han sido los momentos de inspiración que me animaron en todo el proceso de dar forma a la presente obra, incluyendo referencias auténticas e impecables como las primeras obras de Martha Rosa Esquinca Díaz.




83 views

Recent Posts

See All